sábado, 13 de septiembre de 2014

EN EL AÑO 2000

Lo siento, pero...hoy toca retropost !! jejeje...
y, sí ! del año 2000, nada más y nada menos!!
 y, sí...esa soy yo hace catorce años. No he cambiado nada!! es increíble!!!
y...sí! lo que tengo detrás es el Partenón!! y allí no se escala!!! más increíble aún!!!
Hicimos este viaje en el mes de agosto del año 2000. Pasamos quince días en Grecia y otros quince en Turquía. Si...quizás el mes de agosto no es el mejor para este viaje. Demasiado calor. Mucho mejor planteárselo para un mes de septiembre u octubre. Pero no había más opciones de vacaciones, así que...


Comenzamos el viaje volando a Atenas, donde pasamos unos cuantos días. Nos alojamos en un hotel céntrico, entre el barrio de Plaka y la Plaza Sintagma. Desde el primer momento sabíamos cuál iba a ser la primera excursión: La Acrópolis.


Fantástica y obligada visita. Impresionante disfrutar de las vistas de toda la ciudad, del imponente Partenón, pese a la destrucción persa y al expolio británico, de las réplicas de las Cariátides, de los Propileos, del Odeón, del antiguo Teatro de Dionissos...
da ripetere...a pesar del gentío que había...


Columnas del Erecteion.


Teatro de Dionisios.

Odeón de Herodes Atico.


Y al pie de la colina donde se erige la Acrópolis seguimos encontrando "piedras rotas" por doquier, como el Olympeion.


Columnas del Olympeion.
Nos pateamos Atenas en dos días, y al tercero cogimos un autobús a Tríkala, y allí uno con destino al pueblo de Kalambaka, donde se encuentra un fascinante lugar, Meteora...


En Kalambaka dormimos en un camping. El interés de Meteora reside en sus monasterios suspendidos en lo alto de las rocas. Se puede subir en autobús hasta el Gran Meteoro y bajar andando recorriendo todos los monasterios,
 Nosotros lo hicimos pateando.


Monasterio de Agios Nikolaos.


Gran Meteoro.


Pocos días después nos encontrábamos abandonando Atenas en un barco que cogimos en el Pireo, rumbo a Rodas.


Embarcamos a las cinco de la tarde.




Y llegamos a Rodas a las ocho de la mañana, después de una noche toledana intentando dormir en cualquier rincón que pillábamos, porque compramos un billete sin camarote, claro...
Primero intentamos dormir en cubierta, pero cuando nos percatamos de que nos mojábamos por la humedad, nos metimos dentro y dormitamos malamente en unas sillas de una cafetería.


Pero mereció la pena. Qué lugar...
Nada más bajar del barco fuimos a buscar un hotel. Nos alojamos cerca del recinto amurallado y de la ciudadela, cerca del puerto. Todas las mañanas nos dábamos una carrerita antes de desayunar, y luego un bañito en la playa. Una playa paradisíaca, para nuestro gusto...
 Agua limpísima, poca gente, piedrecitas en lugar de arena...Windy Beach se llamaba...


Alguilamos una moto, una Virago con la que recorrimos Rhodos de arriba a abajo.


Visitamos Petaloudes, el Valle de las Mariposas.


Y comimos tzatziki, y ensalada griega, y musaka, y souvlaki...todo riquísimo y baratísimo. Y volvimos a Atenas con algo de pena por tener que abandonar el paraíso, pero es que teníamos comprado un vuelo a Estambul.


Íbamos a pasar otros quince días en Turquía y empezamos por Estambul. Nos alojamos en la parte asiática de la ciudad, y lo primero que visitamos fue el Aya Sofya y la Mezquita Azul.
 Espectacular...


Es una de esas cosas que has visto en fotos en los libros y que cuando estás allí no te puedes creer que estés tú dentro de la foto...habéis vivido esa sensación? Me encanta...


Acto seguido, la primera cachimba. En el Gran Bazar.


Mezquita de Sulaimán el Magnífico desde el Puente de Karakoy.


Orilla asiática, desde el Puente de Karakoy.


Orilla europea, desde nuestro paseo por el Bósforo.



Orilla asiática.


Exterior del Santa Sofía.


Palacio de Topkapi.
Baldaquin del Sultán Ibrahim.


Pabellón de Bagdat Kosku. Azulejos de Izmik.


Cuando terminamos de patearnos Estambul, decidimos ir a conocer la Capadoccia. Es uno de los sitios más alucinantes que he visto en mi vida. No creo que exista nada parecido en ningún lugar del mundo.


"El viejo poblado", en Uçhisar.



Göreme.


Iglesias rupestres de Göreme, en el Museo al Aire Libre.


Museo al Aire Libre, Göreme.



Ürgüp.







Valle de Ihlara.


Lugar donde rodaron La Guerra de las Galaxias.


Nuestra pensión en Göreme era una de tantas cuevas excavadas en las rocas. No sé si alguna vez he estado alojada en un sitio más exótico que éste.


Rose Valley, entre Göreme y Çarusin.

.
El siguiente viaje en autobús fue a Pamukkale. Aguas termales de origen calcáreo. Increíble...
Quizás recordéis este lugar por un anuncio de televisión. Era de yogures, creo...


Tampoco he vuelto a ver nada igual...


Yo, de protagonista del anuncio!!!


Piscina del Pamukkale Motel
No es alucinante???


Yacimiento arqueológico de Pamukkale. Antiguo teatro.


Teatro romano.


Pasamos una noche en Pamukkale, y desde allí cogimos un autobús a Selçuk. Queríamos visitar Éfeso. Éste es el teatro.


Vía Arcadia.


Biblioteca de Celso.



Estuvimos alojados en un hotel en Selçuk. Quizás el sitio más cutre de entre todos los que estuvimos.
Desde allí regresamos en autobús a Estambul y cogimos otro vuelo a Atenas.


Volvimos al Hotel Plaka, donde nos habíamos alojado al principio del viaje. 
La "inactividad" nos desesperaba un poco ya, así que aprovechábamos el hueco entre las dos camas para hacer unos abdominales antes de desayunar...


Qué bien se come allí...
Esos desayunos, con ese yogur griego, ese pan dulce...en fin...con toda la pena de nuestro corazón tocaba volver a Madrid...


Nos trajimos una cachimba y la estrenamos nada más volver a casa.


Nos duró la tontuna hasta que se acabó el tabaco que habíamos comprado en Estambul
Ahora tenemos la cachimba de adorno en el salón. Muy bonita, por cierto...








3 comentarios:

amaelur.com dijo...

Esos lugares donde la historia te escupe en cada paso que das impresionan... Los tengo en la lista... Algún día los tacharé??? jejeje
Saludos.

Anónimo dijo...

Impresionante. Como dice un compañero mío "no todo es escalar". Lo raro es que en vez de una moto no os alquilarais unas bicis.
Bssss.
Pepe

Mar Espinosa dijo...

Borjeta, claro que los tacharás! Tú eres un tío super viajero!! :)
Un saludo!

Pepe, efectivamente, no sólo de escalada vive el hombre, aunque podría...jejeje
Un beso!

Publicar un comentario