martes, 15 de enero de 2019

PONOIG RELOADED


La última vez que escalamos en el Ponoig fue en Diciembre del 2015, cuando repetimos por enésima vez "Las Hadas". Tres años después volvemos al Ponoig con intención de encontrar en esta pared la motivación que nos viene faltando desde hace algún tiempo. No sé exactamente porqué, ni si hay sólo un motivo. A la sensación de llevar "toda la vida haciendo lo mismo",  se suma el desagrado por las aglomeraciones que se suceden en la montaña de un tiempo a esta parte. El caso es que después de una buena temporada corriendo mucho y escalando poco, hicimos frente al mes de septiembre con energías renovadas y con ganas de "volver", aunque no sin ciertas reservas...

Y para "volver" nada mejor como hacerlo a los orígenes, a esta pared que tantas veces hemos escalado y a la que en su día tantas veces recurrimos cuando el frío pelaba por los madriles...


Nos plantamos en Polop de la Marina el día 21 de Diciembre y dormimos en el aparcamiento a los pies del Ponoig. A la mañana siguiente se llena de coches. La mayoría son andarines, otros van también a escalar.
Como casi siempre, elegimos bien. Hay una cordada de tres en la vía de nuestra izquierda, pero en la "nuestra" no hay nadie.
Es la "Miquel Xirimita", en el Sector Central, 235m, 6c+ (6b/A0)

Se entra justo a la derecha del vivac de "Los valencianos", 6a+. Parece fácil, pero calentamos motores para salir del pequeño desplome que nos deja en la terraza.


Desde la terraza vamos en busca del inicio del segundo largo. No hay pérdida...

El segundo largo es muy bonito, un 6a lleno de afiladas gotas de agua...




Tercer largo, 6a+, muy bueno también.


Es más peligroso ir de segundo de cordada que de primero, ya os lo digo yo...¡¡recupera cuerda, hombreeeeee!!!!



Cuarto largo, 6a+. Espectacular.



Llegando a la reunión del quinto largo, 6a+

Sexto largo, el 6c+. Buenísimo!




Y aquí estamos, llegando a la reunión del 6º largo.

Desde aquí rapelamos por la "Gorilas en la roca". La vía nos gustó, nos pareció muy buena. Está bastante equipada con parabolts y spits, y las reuniones están equipadas. Nos llevamos demasiado material...

El día fué más que estupendo, hizo bastante calor y terminamos con los pies arrasaos...


Bajamos tranquilamente al aparcamiento y pasamos allí otra noche. Con una buena cena y un vino reponedor, hacemos planes para el día siguiente. 
Yo quiero hacer "Flor de luna", o en su defecto "Aravela". 
Aravela nos echa un poco para atrás, porque está a la sombra, y a pesar de que al sol hará calor, a la sombra podemos pasar frío y no nos apetece, que a estas alturas un constipado puede ser fatal.
Y desde el aparcamiento vemos que "Flor de luna" es la más solicitada de toda la pared, al menos este día, así que optamos por el plan C, que no es otro que "MBG Manolo Taxta", Torre del Mig, 280m, 7a (6a obligado)

Ya habíamos leído que los primeros largos eran un poco "hojaldrosos". Si alguien no se hace una idea de lo que puede ser escalar en hojaldre, que se venga "pa cá"...

Primer largo, 6b+. Duro, duro...

No mi gusta...

El Tozal de Levante justo al lado.

Reunión del segundo largo, 7a (A1). Más hojaldre...

Tercer largo. V+. Sigue siendo hojaldroso, pero al menos es más fácil...

Jajaja, qué risa, tía Felisa, grrrrrr...



Y aquí empieza lo bueno, que sí, que lo había!!!

Cuarto largo, 6c+. Espectacular!







Quinto largo, 6a+. Bueno, bueno, duro, duro.. y las uñas de los pies que ya no aguanto más el dolor...

Sexto largo, 6c. Buenísimo también, pero estoy por subir en zapatillas. No aguanto los pies de gato ya! Mae mía, qué calorrrrrr


Ayyyyyyy...no puo mássssss...

Y según llego a la reunión me dice Miguel que me espera un regalito, que mira que diedro más bonito, que en la reseña pone que es V, que porqué no te lo haces tú, que patatín, que patatán, que a pesar del dolor de uñas, voy y me meto...

Y que me voy oliendo que este quinto no es un quinto y que este cura no es mi padre...

Que antes de llegar al techo ese que se ve en la foto ya me había dado unos pasos pa matarme...

Y que cuando llego al techo me encuentro con un pasaco que ni de blas, Bájame, que a mi me da la risa...

Y sube él...y resopla en el diedro, lo que me deja más tranquila, y tarda un ratito más de la cuenta en pasar el techo, lo que me deja más tranquila aún. Pocos días después, en el Barrabés de Benasque compramos una guía del Ponoig donde podemos comprobar con estupor que donde dije digo digo diego, y donde ponía V quería decir 6c+ (6b+/A1)!!!! 
Válgame dios, pa habernos matao!!!

Total, que hacemos cumbre en la Torre de Enmedio y comenzamos el descenso.

De espaldas al vacío destrepamos un poco hacia la izquierda, a buscar un rápel de 40 metros. Luego ya por los rápeles de bajada del Tozal.


Ya con las últimas luces llegamos al suelo y, tranquilamente, pues el camino es fácil, volvemos al aparcamiento.

Veremos si somos capaces de cumplir el propósito de cambiar la "deportiva" por "la pared" al menos una vez al mes!!  :)