lunes, 16 de noviembre de 2020

VÍA "SUBTERRÁNEA" AL PICO ASPE, 2643m

 


Venga!! Que nos vamos de viaje!! Que sí, que sí, que aquí sí se puede salir!!!
Nos vamos al Jueves, 8 de Agosto de 2019. 
La noche anterior aparcamos al final de la pista que sube desde el pueblo de Aisa hacia el valle de Aisa. Creo que lo llaman Parking de la Cleta.
Hay una curva antes del final de la pista donde había ya una furgoneta cuando llegamos. Aparcamos a su lado. Parece que mañana no vamos a estar solas...



La previsión era buena, pero amanece nublado. Salimos de la furgoneta sobre las 8 de la mañana, justo cuando se levanta nuestro vecino...nos saludamos...le pedimos disculpas por llegar tarde anoche, seguro que les despertamos...Cristina no se ha dado cuenta de quién es...
Nos pregunta que dónde vamos y nos dice que nos veremos allí, pues ellos van a hacer la misma vía.
Comenzamos a caminar y le digo a Cristina: "Hoy escalamos con un famoso..."
"¿Con un famoso???", dice ella...
"Claro, hija, que no te enteras...es "el Pou", el señor Eneko Pou!"




Joder, qué presión...Eneko ha decidido darnos ventaja. Aún tienen que desayunar, no creo que nos pillen...

La aproximación es entretenida y preciosa. El paisaje dolomítico no ayuda a que nos apresuremos, pues no dejamos de parar continuamente a hacer fotos.

Al Aspe ya le da el sol...nos está esperando...


Parece que nos queda poco, especialmente en esta foto, pero la pedrera que aquí parece que "tumba", se nos hace eterna...

Nos vamos muy a la derecha. Parece más fácil...


Ese debe ser el agujero por el que comienza la vía...

Pues como en dos horas y media o así, nos plantamos a pie de vía. Según estamos preparándonos vemos subir otra cordada. Y otra...

La primera cordada que viene detrás nuestro es una pareja de chicos aragoneses. Afortunadamente ellos vienen a escalar la "Anaya".
Nosotros venimos a por la "Vía Subterránea", Pilar Sur del Pico Aspe, 300 metros, 6b (V+ obligado)
Cristina hace una trepada (III) desde esta reunión hasta la R0, que está dentro de la cueva. Está equipado con paraboles. Hacemos bien porque hay mucha tierra y piedra suelta y además así la veo...


Cris enciende el frontal y comienza el primer largo, V+. Es curioso porque es un tubo que discurre por el interior, es lo más parecido a hacer espeleología que he hecho nunca. El problema es que la roca está bastante sucia y patinosa, supongo que porque discurre el agua por el interior cuando llueve o con el deshielo.
Mientras tanto, Eneko y su compañera, Dal, llegan también a pie de vía. Ayyy que nos pillan...


Ese color verdín lo dice todo...

Menos mal que no me tocó a mí!!


Cristina saliendo de la R1. Un pequeño tramo de III nos deja en lo que en la reseña aparece como R2. Nos la saltamos y continuamos con un tramo de V+ hasta la R3.


Salgo yo de la R3. Toca el largo de 6b (V+ Ae). Muy bueno.






Cris llegando a la R4. Ya le hemos ofrecido a Eneko pasar delante nuestro si quieren ir más rápido y nos ha dicho algo así como "ahora os pillo más adelante..."
A partir de este momento la escalada se convirtió en una carrera a contrarreloj para que "el Pou" no nos pillase, jajajaja...



ale p'arribaaaaa!!!

Es el comienzo del cuarto largo, V. Muy bueno.



Cris llega a la R5 cuando Eneko aparece en la mía.


Cris me dice "ven" y salgo disparada como un sputnik. Correeeeee que nos cogen...

Llegando a la R5.

El sexto largo es un IV que nos deja en la gran faja herbosa. Lo hago yo. Aquí estoy esperando a Cristina en la R6.


Comienza Cris el séptimo largo, un IV+ buenísimo. Es en este largo cuando la roca cambia de caliza gris a arenisca. Superadherente, preciosa...

Llegando a la R7.



Mientras yo gestiono el octavo largo, un diedro espectacular de V+, Cristina se dedica a hacer fotos a Eneko, que viene pisándonos los talones...




Aquí la estoy esperando...



Le toca a ella el siguiente largo, V-


Mira qué reunión tan cómoda!!
Desde aquí salgo yo con el último largo, V


Cris llegando a la R10

Es tan chula que espera a Eneko en esa repisa hasta que llega para hacerse una foto con él. Qué tío más majo...



Desde aquí aún queda crestear ya sin dificultades hasta la cumbre del Aspe.

La Arista del Murciélago.

Los Lecherines.


Wally cresteando hacia la cumbre del Aspe.

Conmigo detrás...

Unas poses para el Instagram...


Y últimos metros a la cumbre...

Al fondo el Midi...





Sesión de fotos en la cumbre...

Podemos hacer el tonto un rato libremente, porque aún estamos solas...


Y llegan nuestros compañeros. Primero Eneko y Dal y después Nano y Pablo.


Pablo es el primero por la izquierda. Le siguen Nano, Dal, Cris y Eneko.
Nano fallecería unos 3 meses después, descendiendo del pico Himlung en la cordillera del Himalaya. Una pena. Desde aquí nuestro pequeño homenaje y gran recuerdo...


Y después de un buen rato charlando y riendo en la cumbre, comenzamos el descenso. Es largo, igual de largo que la subida...


Eso sí...precioso!!!

El contraste entre la caliza tan blanca y el marrón y el verde, hace que parezca que caminamos sobre un glaciar.






Cristina caminado sobre el lapiaz que parece un agrietado glaciar...


















Nano y Pablo se marchan y nosotros cuatro nos sentamos a comer y beber algo al lado de las furgonetas. Intercambiamos teléfonos y posteriormente nos enviamos las fotos que tenemos los unos de los otros, así como los vídeos que Eneko nos hizo mientras escalábamos. 
He vuelto a ver a Eneko este otoño escalando en Cuenca y hemos recordado el día del Aspe con mucho cariño. Nos hemos emplazado para otra quedada. Ojalá sea verdad y volvamos a coincidir. Son una pareja estupenda. Más majos que las pesetas.

Por supuesto, celebramos la jornada con una buena cena, un buen vino y algún que otro capricho más...


Que nos lo hemos ganado, verdad????