lunes, 9 de febrero de 2015

ASOCIAL, INSOCIABLE O LOBO SOLITARIO

Nunca me han gustado los deportes de equipo. Bueno...lo cierto es que nunca he querido jugar a ninguno, así que no sé si me gustan o no...
Jugué por obligación al voley en las clases de educación física en el instituto, y ya! No he jugado nunca al baloncesto, y al fútbol menos aún.


La verdad es que soy de esa generación que se crió en casa con su madre. Nunca fui a la guardería. Y cuando fui al colegio, mi madre no me apuntó nunca a actividades deportivas extraescolares. Vamos...que tradición familiar, lo que se dice tradición familiar...deportivamente hablando...ninguna!


La primera vez que hice deporte lo hice por mi cuenta. Un buen día decidí empezar a correr. Por mi cuenta y riesgo. También me apunté a clases de danza en un gimnasio. Siempre me ha gustado bailar. 


Más tarde llegó el esquí, la bici, la escalada...
Pero siempre deportes individuales. No dependes de nadie para practicarlos, aunque cuando los practiques con compañía sean más divertidos. O no...


Si...es verdad que son más divertidos, siempre y cuando los practique con quien estoy acostumbrada a hacerlo. Con quien me gusta hacerlo, con quien yo he elegido hacerlo...


Me cuesta horrores dejar las compañías habituales y por ejemplo, quedar para escalar con un compañero de cordada que no conozco...lo siento...no es que no me apetezca, es que no puedo!!!


Seré un ser asocial?? He buscado el significado de esta palabra.


El término asocial se refiere a aquel individuo con una fuerte falta de motivación para participar en la interacción social y/o la preferencia por las actividades solitarias. El término asocial es distinto de antisocial, ya que este último implica una aversión activa o antagonismo hacia otras personas o al orden social en general.

Bueno, pues antisocial no soy, pues aversión hacia otras personas no tengo...
Y asocial...bueno, quizás un poco...


He buscado también el significado de insociable. Este término significa huraño o intratable, o que no tiene condiciones para el trato social. 
Insociable tampoco soy, pues condiciones para el trato social sí tengo...otra cosa es que tenga interés...


También he buscado el significado de lobo solitario...


Y he encontrado un artículo de opinión de un tal Manuel Hidalgo que dice...

"Lobo solitario", en sentido metafórico, tiene el marchamo de la individualidad, de la no pertenencia al rebaño-que ataca-ni a la manada de los suyos, de la que elude formar parte. Y la tentación- muy elitista, por cierto- de nada tener que ver con manadas es muy fuerte en un mundo como el de hoy, que proporciona protección a los que se congregan, pero que, al mismo tiempo, les exige por ello la renuncia a la diferencia y al disenso.


Bueno...pues elitista o no, no me disgusta lo de lobo solitario. Es que ser asocial suena bastante peor...como si tuvieras una tara...


"marchamo de la individualidad"...suena bien...


"no pertenencia al rebaño"...suena aún mejor...


No quiero la protección de las "congregaciones"...


...si por ello se me va a exigir la renuncia a la diferencia...


Puestos a buscar definiciones que me definan...valga la redundancia...voy a ver qué significa ser individualista...


He encontrado dos acepciones...


"...que actúa según su propio criterio y no según el de la colectividad..."
Ufff...tengo que reconocer que en ocasiones mucho criterio no tengo...a veces me dejo llevar...
"Como te digo una co... te digo la o...", que cantaba el Sabina...


La otra acepción dice..."Que da más importancia a sus intereses individuales que a los de la colectividad"
Toma ya! Ahí le has dao!!


Joer...pero esto suena un poco a "egoísta", no??? Vamos a ver lo que significa exactamente ser egoísta...


"Se aplica a la persona que solamente se preocupa de sí misma y no ayuda a los demás. A los egoístas no les gusta compartir sus cosas..."
No hombre, no, egoísta no...


No ayudar a los demás...en fin...trabajando en la enseñanza...este concepto no cabe dentro de mi cabeza...


Y, en cuanto a lo de compartir mis cosas...creo que es mi tiempo lo que me niego a compartir con cualquiera, que es la cuestión por la que he empezado...


Resumiendo...que sí, que soy medio-egoísta...
Medio-egoísta, un poco asocial y lobo solitario...


Y si mi madre me hubiera dejado todas las mañanas en la guardería? 
Pues, probablemente hubiera aprendido rápidamente lo que aprenden los niños allí...


Que no son el centro del universo, que tienen que compartir el tiempo, el espacio, los juguetes, los amiguitos y los profesores con los demás niños...


Que todos somos distintos y únicos, pero no especiales...


Que trabajando junto a los demás hay más posibilidades de alcanzar el objetivo...


Nunca me gustó tampoco el trabajo en grupo...
Enseño en mis clases a mis alumnos a hacerlo, pero yo no he querido hacerlo nunca...


Quizás no sea por individualismo, por no tener que contar con la opinión de los demás, sino por miedo a no estar a la altura.


En un equipo, el éxito o el fracaso es el resultado de una acción conjunta, pero el buen-hacer o el mal-hacer de un sólo miembro del equipo puede llevar al mismo a la gloria o al abismo.


El grupo te juzga. Fuera del grupo eres juez de ti mismo. 


Fuera del grupo nadie sabrá lo mediocre que eres si fallas. Pero es probable que todos sepan lo bueno que eres si triunfas. 


Ya te encargarás tú de propagarlo a los cuatro vientos o de guardarlo en lo más hondo del baúl, según te interese...

En definitiva y resumiendo, contra todo pronóstico, ser un asocial, medio-egoísta y lobo solitario no es ninguna hazaña, señores, sólo es de cobardes!!








8 comentarios:

CARLOS dijo...

Impresionante, saludos.

Jonatan dijo...

Magnifico

cris dijo...

inevitablemente, tengo que empezar a comentar la entrada anterior. Me siento muy identificada.jajaja seré yo? Seré yo, Señor? Jajaja. En cualquier caso, a parte de darte toda la razón, que la tienes, te doy las gracias por los ánimos directos y los indirectos. Eres una crack. Indiscutible. Este blog está tomando un matiz muy filosófico. Me gusta.la actividad no está reñida con la reflexión. Al contrario. A veces hacemos muchas cosas para huir.es posible. Pero también para buscar y encontrar.viendo estas fotos,tremendas y espectaculares, a mí también me entran ganas de ser un lobo.no te creo a social, Mari paco. Eres una loba de manada pequeña,simplemente, y por esa manada sacarías todos tus colmillos!y yo encantada de que a veces me invites a compartir tu guarida.un lujo.y leerte,otro!

Jesús Sánchez Melado dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jesús Sánchez Melado dijo...

Genial.
"Que trabajando junto a los demás hay más posibilidades de alcanzar el objetivo..." sólo es cierto cuando todos persiguen el mismo objetivo, cosa cuya improbabilidad aumenta en proporción directa al tamaño del rebaño. Hay que huir pues de rebaños grandes. Yo diría que conviene alejarse de todos aquellos cuyo número de miembros sea igual o superior a dos.

Anónimo dijo...

Muy buenas tus imágenes!! Por propia experiencia de asocial digo que no es cobardía, que más cobardía es esconderse en la manada. Saber que dado el caso estás plantado para lo que venga!!

Wimbor JLA dijo...

¿tal vez selectiva?.... yo cada vez mas...jajaja

Asocial dijo...

Un asocial puede socializar siempre que le apetezca en cambió un Sociable se agobia y le entran neuras si tiene que estar sin relacionarse con los que el consideran sus amigos.

Publicar un comentario