lunes, 18 de agosto de 2014

EL PISTACHO ASESINO

Después de exprimir al máximo La Pedrera, nuestro siguiente destino de vacaciones ha sido Cavallers, reino del granito en el Parque Nacional de Aigüestortes. No es la primera vez que visitamos la zona, pero sí es la primera vez que veníamos decididos a subir a escalar a Comalestorres.


Y es que no es fácil decidirse, porque la normativa del Parque impide circular a los vehículos con más de 2,5 metros de ancho, con lo que estamos obligados a subir y bajar andando, que es gerundio, desde el aparcamiento de Caldes todos los días...


El primer día lo pasamos en el sector "El Antro". De orientación Oeste, no le da el sol hasta las 14.00 ó 14.30. Como no hace calor, aguantamos hasta que aguantan los brazos.






"Ferminator", 7a+.


Hemos tenido una suerte bárbara. Nada más empezar la caminata por la mañana, nos paró una furgo en la carretera y se ofrecieron a subirnos. Todo un detalle. Y la caminata de bajada nos la quitan de las piernas nuestros compañeros de escalada en El Antro. Un grupo de amigos que se ofrecen a bajarnos en coche. Genial.

Al día siguiente amanece un sol radiante, pero hace un frío peludo, con lo que elegimos sector al sol.


Nos hacemos todas las vías de la Plaka Tuka.




Y una en El Casco, "Los mojinos escocíos", 7b+.


Este día no nos libramos de la pateada, ni a la ida ni a la vuelta... 

El tercer día sacamos las bicicletas del garaje, porque ya se las oía protestar, y nos dimos un paseo de tres horas.


Desde Barruera hicimos el Camí del agua y volvimos a Barruera por una ruta circular de unos 20 km y 500 metros de desnivel.


Y llegó el día de subir hasta la 4ª Agulla de Comalestorres
Salimos andando del aparcamiento a las 9.20 de la mañana. En el camino una furgo paró para preguntarnos por un sector. Miguel les quita la idea del sector al que querían ir y les aconseja subir a la Pared Inerte. Cuando ya estaban convencidos, les pidió que nos llevasen...
A la vuelta no hubo tanta suerte...


Gracias a la maniobra no premeditada de Miguel, estamos en la presa a las 10.00. 
La Plaka Tuca, El Casco y la Pared Inerte, desde la presa. Arriba se ve nuestro objetivo.


A pie de vía a las 11.10


Ni qué decir tiene, que las vistas son espectaculares. Sólo por eso merece la pena el pateo.


Nuestro objetivo es "El pistacho asesino", 235 metros, 6a obligado.
La vía está semiequipada. Las reuniones equipadas.


Sabemos que es una de las vías más solicitadas, pero no nos encontramos a nadie.


El primer largo es una fisura muy bonita de 6a.



Según empiezo yo el largo, aparecen una pareja de guardias civiles. Se van a meter detrás nuestro. Ya no hay peligro. La benemérita nos guarda las espaldas.


El segundo largo es IV+.




Tercer largo, V+.





Cuarto largo, V+.







Quinto largo, V.






Sexto largo, V.



Séptimo largo, 6a.





Al terminar este largo, nos encontramos con un rápel en la cara Noreste. Podemos hacer uno largo, de 55 metros o dos más cortos. El rápel nos deja en unas repisas y vamos destrepando hasta alcanzar la pedrera que nos devuelve a pie de vía.



No me extraña que sea una de las vías más repetidas de la zona. No tiene desperdicio.


La vía nos lleva entre 3 horas y media o 4 horas.


A las 4.30 estamos en el suelo de nuevo. Volvemos a pie de vía a recoger las mochilas que hemos dejado allí y no vemos a la benemérita en la pared. Parece que se han bajado.


Quizás si nos damos prisa les pillamos a tiempo para que nos bajen en el coche!!


Cuando estamos casi en la presa les vemos cruzarla. Al final de la presa tienen el coche. Otros compañeros les están esperando allí. Van al completo. Ohhhhhhhh...


Bueno, pues tranquilamente emprendemos la bajada y en un rato más estamos en Caldes.


El día siguiente ya hemos decidido que es el último por estos lares. Estamos cansados y no queremos andar demasiado, así que volvemos al Antro. Un puñado de vías hasta que nos da el sol sin piedad, y nos vamos al río.


Con calor y con este agua tan limpita dan unas ganas locas de meterse, hasta que metes un pie...


Allí estaba Esther Williams dándose un bañito...


Llegamos por la tarde a Benasque. Nos da tiempo a darnos un pequeño paseo y sentarnos a cenar en una terracita.
A reponer fuerzas, que al día siguiente Miguel tiene preparada una super etapa con la bici!!





5 comentarios:

Trini Salva dijo...

Estais hechos unos bestias, felicidades y a seguir disfrutando !!

Mar Espinosa dijo...

Gracias Trini, se hará lo que se pueda! ;)

Anónimo dijo...

Que sitio tan bonito, tan fresco y que buenas vías. Por cierto, creo que el ancho máximo es 2.05, no 2.5. Como siempre sigo a la espera de la próxima entrada. Un abrazo
Pepe

Anónimo dijo...

Buenas,
Simplemente por puntualizar, el primer largo que habéis hecho es de la via "Blues". La entrada de la pistacho está algo más a la izquierda de la fisura.
Saludos.

Mar Espinosa dijo...

Pepe...el ancho máximo son 2.10...sorry, :)

Anónimo, estás confundido. Hicimos el primer largo del pistacho. La fisura de la blues nos quedaba a la derecha...

Saludos a los dos!

Publicar un comentario