martes, 12 de agosto de 2014

COLLEGATS



Cuando quisimos salir de Madrid este verano para comenzar las vacaciones, llevábamos ya una semana en casa. Las previsiones de tormentas nos iban quitando la idea de subir del tirón a Alpes, así que no teníamos muchas ansias. A ello se sumó una gastroenteritis que me hizo pasar dos días con fiebrón en el sofá y que parecía decirnos "tomaros las cosas con calma...no tengáis prisa...". 
El caso es que ya nos lo podían haber dicho de otra manera, porque hice operación bikini forzosa... total...para no ir a la playa...


Al tercer día resucité, como jesucristo, y nos empeñamos en dar una paseo con las bicis...


Y como si de otra señal se tratara...toma! en una pista llana, engancho mi manillar con el de Miguel y me dejo en el suelo la cadera, el brazo y el hombro...
pues sí que empezamos bien...


Pues no me vas a arruinar el paseo...! Compruebo que no he roto la ropa, me lavo la sangre en el río, me aguanto el dolor, y seguimos! Así...por ese orden...


Ala!! la equipación nueva, llena de sangre...!


Iba yo muy gallarda, pero claro, aunque a veces me crea que soy inmortal, tres días sin comer le dejan a uno hecho unos zorros...
Creí que no iba a poder llegar a casa...bueno...de hecho no pude llegar...tuve que ser rescatada...


Al final decidimos que las señales nos decían que moviéramos el culo y nos marcháramos ya, así que preparamos la furgo con ropa y comida para el resto del mes y nos fuimos!


Como ya estaba decidido que a Alpes no íbamos (de momento), nos lo tomamos con calma y comenzamos escalando el primer día en el Barranco. Un día fresquito, como pocos de los que hemos pasado allí en verano...

El segundo día lo pasamos en Camarasa, escalando y decidiendo dónde hacer la próxima parada. Una de las opciones era La Pedrera, en Collegats. Hacía tiempo que queríamos visitar este lugar. 
Le preguntamos a un local por el sitio en cuestión y nos contestó "...pues...está bien, pero tampoco es tan excepcional...". 
Hicimos caso omiso de su comentario, no sé si porque un poco antes, hablando con él de la cantidad de gente que se juntaba en zonas de escalada como Siurana, nos dijo "...yo pienso que deberían de cobrar por venir a escalar...". Supongo que se refería a cobrarnos a los que veníamos de "fuera"...no sé...no quisimos indagar...


Menos mal que no le hicimos ni caso!!! 
El Congosto de Collegats es un lugar realmente bonito. Se sitúa justo al norte de La Pobla de Segur
A ambos lados del río se levantan paredes de caliza y de conglomerado. La mayoría de las vías largas están semiequipadas y algunas están completamente equipadas con parabolts. En cuanto a los sectores de escalada deportiva, los hay para todos los gustos. Caliza y conglomerado, soleados y sombríos...


Para nosotros el sector estrella del verano es La Pedrera. Zona de roca caliza, en el Barranco del Infierno. El sector se encuentra al otro lado del río, y para pasar es obligado hacerlo por una tirolina sobre un cable de acero. El viaje de ida no se hace mal, porque el cable va en descenso. Lo malo es el viaje de vuelta, que nos toca cuesta arriba.

Aconsejables los guantes para no dejarte la piel de las manos en el cable de acero. Aconsejable también una polea. Nosotros pasamos con la mini-traxion, que no terminaba de correr muy bien, aunque mejor con eso que no con un mosquetón, que termina echando chispas...
Para hacer el regreso, tendremos que tirar más del cable. Es aconsejable quitarse la mochila de la espalda y llevarla colgada del arnés, entre las piernas.


La pared es espectacular. Las vías largas y buenísimas. La roca superadherente y abrasiva.


Eso sí...hay pocas vías fáciles y la verdad es que no son muy buenas...


Lo mejor lo encontraremos a partir del 7a.


Donde hace la curva la carretera se encuentra el cable de la tirolina. Sí...en aquellas piedras.


Hay que madrugar un poquillo si quieres aprovechar la sombra, pues sólo aguanta hasta 14.00.



"Fleck", 7b, 38 metros.


"Eterna", 7a+, 45 metros!


Y el costoso viaje de vuelta. La mochila casi me parte la espalda...
Tuve que pararme a descansar cuatro o cinco veces...


En este primer viaje de vuelta aprendimos que la mochila es preferible llevarla entre las piernas...



Por la tarde visitamos el sector "L'Argentería", a la sombra por la tarde. 


Lo más bonito de este sector es la formación rocosa tan curiosa que tiene enfrente .



El segundo día las fuerzas no dieron para mucho.


Nuestros brazos estaban pidiendo a gritos un descanso.


Llevábamos ya cuatro días seguidos escalando y hacía tanto tiempo que no hacíamos eso!!!


"Acat", 6c.



"Gandir", 7a.


A la izquierda del sector hay una cueva con un mensaje...


Si es que hay que decírnoslo todo!!! Y lo que es peor...no habían hecho ni caso al cartel!! No tenemos remedio...cuando nos prohíban escalar en todos los sitios, nos quejaremos...


Al día siguiente toca descanso de brazos.


Desenfundamos las bicis y nos vamos de excursión.


Hacemos una ruta de 45 km con 1.000 metros de desnivel, que nos lleva unas cuatro horitas.


Salimos desde el aparcamiento de Morreres y volvemos a él tras una ruta circular pasando por la Pobla de Segur.





Al fondo, el Barranco del Infierno.


Y el cuarto y último día en Collegats, ya con fuerzas renovadas, nos despedimos de La Pedrera con un buen puñado de vías!!


Cuando acaban ellas con nuestras fuerzas, cruzamos la tirolina again, despidiéndonos de Collegats hasta pronto. Buen sitio. No estaría mal conocerlo en  invierno para escalar en la multitud de sectores sur que tiene.
Próxima parada... Cavallers!!  


1 comentario:

Wimbor dijo...

Menudo comienzo de vacaciones....pero ya sabes que lo importante siempre es tirar "palante".
Collegats es un sitio que me gusta mucho, aunque solo he hecho vias largas, que sin ser super super merece la pena darles un pegue.....un abrazooooo

Publicar un comentario en la entrada