viernes, 2 de marzo de 2018

LA INSOPORTABLE VULNERABILIDAD DEL SER

 Amanecer desde el balcón de casa, Navacerrada.


Dice Milan Kundera en “La insoportable levedad del ser”: “La vida es un boceto para nada, un borrador sin cuadro.”
Hace muchos años, estaba muy de acuerdo con esta frase, con ese rollo de que esta vida no nos sirve de aprendizaje, pues no hay otra segunda vida en la que poner en práctica lo aprendido en ésta.


Hoy me topo con esta frase y ya no me parece que tenga tanto aplomo como cuando la leí por primera vez. Esta vida no es un boceto en el que basarse para una obra posterior más elaborada. Esta vida es ya la obra definitiva absoluta. No es un esbozo a lápiz que podamos borrar. No es un borrador sin cuadro, pues el cuadro es ella misma. Cometemos un error si dejamos resbalar los años tratándolos como si fueran eso, un simple boceto, porque, amigos, no hay una segunda…


 Embalse de Navacerrada


No es verdad que necesitemos otra vida para poner en práctica lo que hemos aprendido en ésta. Si sabemos escuchar, tenemos tiempo suficiente de aplicar en ésta lo aprendido. Nuestro problema suele ser que no escuchamos y por muchas más vidas que nos fueran concedidas, seguirían siendo un boceto una y otra vez, una y otra vez…


 Bici-nieve, Navacerrada.


Yo siempre he pensado que soy inmortal. Podrán pasarme mil desgracias en esta vida, pero viviré por siempre. ¿Sabéis esa sensación de que a ti no te puede pasar nada?…pues siempre la he tenido. De hecho, creo que aún la sigo teniendo. Eso no significa que sea invulnerable. Por supuesto, hay mil cosas en este mundo que me pueden hacer daño de una manera u otra, soy un “ser débil”.


 Cuenca.


Siempre nos hemos sentido protegidos por nuestros padres. Cuando somos niños tenemos esa sensación de que a ellos nunca les va a pasar nada y por ende, a ti tampoco, pues para eso están, para cuidar de ti. Cuando ellos faltan o fallan buscamos un nuevo cobijo en los hermanos, los amigos o las parejas. A su lado nada malo puede pasarte. Son intocables.


 La Pedriza.


 La Pedriza.


Si sucede que una de estas relaciones te “falla”, por ejemplo con una traición o con una enfermedad, tu amigo o hermano o pareja deja de ser intocable e inhumano. Se convierte en otro ser más de éste mundo, vulnerable como todos. Todo eso aumenta su humanidad. Deja de ser la torre imbatible que había sido hasta ahora para convertirse en un ser débil y necesitado, como tú…



 La Pedriza.

 La Pedriza.

 La Pedriza.


 La Pedriza.

 La Pedriza.


El descubrir la vulnerabilidad del otro nos convierte a su vez en vulnerables. Nos quedamos desnudos en medio de la ventisca. Nos hacemos plenamente conscientes de nuestra debilidad. Es bueno y es malo. Es bueno descubrir al otro en su humanidad. El ser que teníamos encumbrado y que admirábamos por su sobrenaturalidad, se vuelve humano y aprendemos a admirarlo por su mortalidad. A más mortal más cercano. A la vez es malo porque sentimos en nosotros mismos el principio de una vulnerabilidad insoportable. A partir de ahí hay que aprender a valerse por sí mismo y a hacer algo que antes no hacíamos porque creíamos que para el otro no era necesario y que es cuidar de él, amarlo, mimarlo, es decir, dar lo mismo que reclamábamos para nosotros.


 Los Algibes, La Pedriza.

 El Paradiso, La Pedriza.



El sentimiento insoportable de nuestra vulnerabilidad es el principio de nuestra fortaleza.



 El Paradiso, La Pedriza.

 Embalse de Santillana, desde Los algibes.

En fín, dos reflexiones tontas que no son más que una excusa para recoger aquí un puñado de momentos agradables sucedidos desde la última vez que actualicé este blog...


 Embalse de Santillana, Manzanares el Real.

 Cuenca.

 Maratón de Valencia, 2017.

 "El diedro azul", 7a. La Pedriza.

 Atardeceres, Cuenca.

 Cuenca.

 El Otoño en Cuenca.

 Cuenca.

 Olba, Alto Mijares, Teruel.

 Playa de la Malvarrosa, Valencia.

 Chulilla, Valencia.

 Ruta por los pueblos de la Tejera Negra, Guadalajara.

 Atardeceres en la Sierra de Guadarrama.

 Maratón de Valencia, 2017.

 Maratón de Valencia, 2017.

 Manzanares el Real.

 "El Muro", Becerril de la Sierra.

 San Peregrín, Huesca.

 San Peregrín., Huesca.

 Valle de Benasque.

 Formigal. 

 Formigal.

 Ruta dominguera.

 Embalse de Navacerrada. 

Viendo nevar desde la terraza de casa...


Bosque de Becerril de la Sierra.

"El Muro", subida al Embalse de la Maliciosa.

Más atardeceres...


Manzanares el Real.

Cuenca.


La Pedriza.

"El Pájaro", La Pedriza.

Los Algibes, La Pedriza.

"El Paradiso", La Pedriza.

Cerro de San Pedro, desde Los Algibes.

"El Paradiso", Los Algibes.

"El Paradiso", Los Algibes.

"El Paradiso".

La abueli...

Cuenca.



Cuenca.


2 comentarios:

cris dijo...

Gracias mar, como siempre, por la insuperable humanidad de tu ser.

Diego Cienfuegos dijo...

Carpe diem y Tempus fugui, dos expresiones, cuatro palabras a recordar todos los días. Buenas fotos Mar, se ve que aprovecháis bien el tiempo. A seguir asi. Saludos

Publicar un comentario